El Seguro de Responsabilidad Civil, obligatorio en las viviendas de uso turístico de Galicia

El pasado 10 de Febrero se publicó en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el Real Decreto 12/2017, de 26 de Enero, que recoge los requisitos mínimos que deben de reunir las viviendas dedicadas al alquiler turístico en Galicia, regulando su régimen de funcionamiento, las normas para el ejercicio de la actividad y los trámites burocráticos que los propietarios deben seguir para ejercer la actividad dentro de la ley.

En este nuevo escenario legal se definieron las viviendas de alquiler turístico como aquellas cedidas a terceras personas de forma completareiterada -dos o más veces al año y a cambio de contraprestación económica- para una estancia de corta duración, amuebladas y equipadas para ser utilizadas. Para poder alcanzar esta categoría y antes de iniciar la actividad, el propietario debe cumplir con una serie de requisitos formales entre los que se encuentran: remitir a la Xunta de Galicia una declaración responsable en la que conste el cumplimiento de la normativa vigente, inscribirse en el Registro de Empresas y Actividades Turísticas de Galicia y, además, contratar un Seguro de Responsabilidad Civil.

El Seguro de Responsabilidad Civil: obligatorio según el Real Decreto

Este Real Decreto 12/2017, de 26 de Enero, afecta directamente al sector seguros al recoger, en el punto C del Artículo 33 “Actuación administrativa de comprobación” – Capítulo III. “Régimen para el Ejercicio de la Actividad de Apartamentos y Viviendas Turísticas”-  que las viviendas de uso turístico deben disponer de un “Seguro de Responsabilidad Civil que cubra los riesgos de las personas usuarias del establecimiento por daños corporales, daños materiales y los perjuicios económicos causados que deriven del desarrollo de su actividad“. Este seguro, por tanto, se podría contratar o bien como cobertura adicional dentro de la póliza de hogar o bien a través de una póliza independiente de Responsabilidad Civil.

¿Cuáles son las coberturas principales que puede incluir este seguro?

  • Cobertura de Explotación: derivada directamente del ejercicio de la actividad
  • Cobertura Inmobiliaria: resultante del arrendamiento de la propiedad
  • Cobertura Subsidiaria de Subcontratistas: garantizando las indemnizaciones que tenga que satisfacer el asegurado subsidiariamente
  • Cobertura Profesional de la Responsabilidad Civil que pueda derivarse para el asegurado:
    • Por daños corporales, daños materiales y perjuicios consecutivos causados involuntariamente a terceros por errores, omisiones o negligencias profesionales cometidas en el desarrollo de la actividad asegurada.
    • Por perjuicios patrimoniales primarios causados involuntariamente a terceros por errores, omisiones o negligencias profesionales cometidas en el desarrollo de la actividad asegurada, siempre y cuando se produzcan de forma accidental (es decir, de forma repentina, imprevisible e involuntaria).
    • Por daños materiales, pérdida o extravío que puedan sufrir los expedientes o documentos que se encuentren en poder del asegurado en el desarrollo de la actividad asegurada, queda parcialmente derogado a las exclusiones generales de la póliza.

Las mejores soluciones: con S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos

Si está interesado en la contratación de un Seguro de Responsabilidad Civil para su vivienda de uso turístico, en S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos realizaremos un estudio concreto de sus necesidades, ofreciéndole las mejores soluciones aseguradoras del mercado y adaptándolas a su caso particular. Con S4 sus riesgos estarán siempre a la vanguardia del sector a través de un servicio de calidad, con un equipo de alto nivel que le aportará un gran valor añadido. No dude en solicitar más información en:

Goretti Fraga, Dpto. de Empresas y Programas Internacionales (goretti@s4net.com)

Jessica Fernández, Dpto. de Marketing y Comunicación (s4@s4net.com)

En el Día Mundial del Medioambiente nos preguntamos: ¿cómo afecta a nuestra salud la contaminación?

Tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), cada año fallecen alrededor de siete millones de personas como consecuencia de la contaminación y, de acuerdo con los nuevos informes publicados, más de un millón y medio se corresponden con defunciones de niños menores de cinco años. Su vulnerabilidad, la exposición al tabaco ajeno o a aire poco depurado son algunos de los factores que nos sitúan ante esta cifra. Además, respirar o ingerir determinadas sustancias o partículas impuras durante el embarazo pueden incluso afectar al correcto desarrollo del feto y a su peso.

Aunque en cada lugar las condiciones del aire y la contaminación dependen de las actividades industriales que allí se desarrollen (industria metalúrgica, centrales térmicas o nucleares, etc.), del uso de determinados productos químicos (pesticidas, herbicidas, etc.) o del volumen de tráfico entre otros, ésta afecta a todos los seres vivos, incluidos animales y plantas, que interactúan en ese espacio. En términos generales se puede decir que existen ciertas enfermedades que se pueden ver agravadas por la exposición continua a un aire de baja calidad, como son dolencias respiratorias, procesos alérgicos, problemas cardíacos, crisis de asma o cáncer de pulmón, pudiendo ser causa y consecuencia de mortalidad prematura.

¿Qué medidas se están tomando?

La polución del aire supone un grave peligro para la salud y afecta, irremediablemente, al número de visitas a urgencias, al aumento del número de ingresos hospitalarios y, en definitiva, a la reducción de la esperanza de vida. Por ello, a nivel europeo se han tomado medidas estableciendo unos límites legales de contaminación que ningún país debería sobrepasar y organizaciones como la O.M.S también pautaron medidas para controlar la emisión de determinadas partículas contaminantes. Sin embargo, la realidad nos deja ver que no hay umbrales seguros  y que lo ideal será lograr, a largo plazo, reducir a la mínima expresión la contaminación a través de la gestión de energías alternativas y renovables frenando, a la vez, el cambio climático y sus consecuencias.

A nivel social, en los últimos años se ha avanzado considerablemente en el conocimiento y reconocimiento de este fenómeno y las familias han tomado conciencia de la necesidad de cooperar para poner fin o, en su defecto, reducir, la contaminación: reciclaje en los hogares, gestión energética óptima, uso del transporte público, etc., apreciándose también una tendencia al alza en cuanto a la fabricación natural y la implantación de modelos productivos menos agresivos por parte de las empresas.

En S4 “somos conscientes de que cada acción cuenta y cuando hablamos de preocupación y dedicación por y para nuestro entorno, hablamos también de medioambiente. Trabajamos cada día para que todas las personas que nos rodean disfruten de cada instante de la vida asegurándoles su total tranquilidad. Queremos que disfruten de la sensación de bienestar que te da, por ejemplo, respirar aire limpio y puro, y lo queremos durante muchos años”, concluye D. Alfredo Blanco, Director General de S4.

Aprender a gestionar el estrés, pieza clave para mejorar la salud

El estrés y la ansiedad se han convertido en dolencias comunes de la sociedad moderna. Aunque su origen pueda responder a muy diversas razones y a pesar de que la manera de sentirlas y gestionarlas dependen de cada persona, se puede decir que existen una serie de pautas que, de manera generalizada, pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo cuando se sienten o padecen estas emociones. Llevarlas a la práctica es la mejor opción para evitar que estas enfermedades del siglo XXI se vuelvan crónicas y acaben resultando extremadamente perjudiciales tanto para la salud física como emocional.

Pautas a seguir para evitar el estrés en el día a día

  1. Identificar el origen del estrés. Para ello, se recomienda registrar cada día cuáles son las situaciones que pueden generar estrés o ansiedad con el objetivo de comparar, finalmente, si existe alguna conexión entre ellas. En caso afirmativo, se podrán tomar las medidas oportunas para atacar el origen del problema.
  2. Realizar alguna actividad física: además de ayudar a aclarar las ideas, el deporte potencia la relajación del cuerpo y la mente disminuyendo la sensación de agobio al liberarse endorfinas y aumentar la sensación de bienestar.
  3. Establecer metas a corto plazo y planificar tácticas para alcanzarlas: los objetivos que se plantean deben ser, sobre todo, asumibles.
  4. Tomarse un tiempo para descansar: es importante dormir de seis a ocho horas al día para que mente y cuerpo puedan repararse y comenzar una nueva jornada cargados de energía. El deporte puede ayudar a conciliar el sueño por las noches en caso de que ese estrés y/ o ansiedad perjudiquen su calidad.
  5. Tratar de ser resolutivo: a veces los problemas parecen más grandes de lo que son en realidad. Se puede comenzar resolviendo una parte, por pequeña que sea, y aprovechar la satisfacción que ello produce para motivarse y seguir avanzando hasta darlo por cerrado.
  6. Aprender a relajarse: respirar profundamente, tomar el aire unos minutos, caminar o disfrutar de una comida pueden hacer que la actitud para enfrentarse al problema se torne positiva.
  7. Darse algún capricho saludable: en situaciones de estrés es común reaccionar ingiriendo alimentos calóricos y grasos, aumentando el consumo de tabaco, etc. Estos productos no van a solucionar el problema y, además, serán perjudiciales para la salud. La mejor reacción pasa por realizar actividades que proporcionen placer como leer, darse un baño con aceites, ir al cine, darse un masaje, etc.
  8. Eliminar las interrupciones y distracciones cuando se está concentrado en alguna tarea importante.
  9. Delegar responsabilidades: confiar en el entorno y liberarse de algunas tareas puede ser crucial para evitar el estrés y la presión.
  10. Hidratarse: mantenerse hidratado ayuda a calmar la ansiedad y disminuir la tensión.

Si la sensación persiste, acudir a un especialista

Si tras practicar estos diez consejos el estrés o la ansiedad siguen presentes o se vuelven crónicos, es oportuno contar con ayuda profesional que indique la terapia más adecuada. En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos te ofrecemos los mejores seguros de salud para que cuentes con el asesoramiento médico de los mejores especialistas. Desde nuestro Departamento de Previsión Social estudiaremos tu caso particular y diseñaremos soluciones personalizadas y adaptadas a tus necesidades. En S4 te ayudaremos a asegurar lo que de verdad importa.

Puedes contactar con nosotros a través de la dirección de correo electrónico psocial@s4net.com o en el teléfono 986 441 016.

Las consecuencias de conducir sin el seguro obligatorio del automóvil

Tal y como se recoge en el Real Decreto Legislativo de 8/2004 de 29 de octubre por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro de Circulación para vehículos a motor, “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil” (Sección I, art. 2). Esta obligación recae sobre el propietario del vehículo, quedando exentos de esta obligatoriedad los vehículos que se retiran de la circulación y que causan baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico, ya sea de forma temporal o definitiva.

A pesar de este carácter obligatorio, los estudios realizados desde la Dirección General de Tráfico desvelan que existen más de dos millones de vehículos que circulan por nuestras carreteras sin disponer de una póliza de seguro cuyo objetivo principal es responder, económicamente, ante los daños personales y/ o materiales que se produzcan en un accidente de tráfico.

¿Cuáles son las consecuencias de conducir sin seguro?

Conducir sin seguro en el auto no está considerado un delito o falta sancionado como tal en el Código Penal, pero sí está castigado con una infracción administrativa al tener un carácter obligatorio por ley. Carecer de una póliza de Seguro Obligatorio de Automóviles puede suponer:

  • Sanción económica que oscila entre los 600 y 3000€. Tal y como indica la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro de Circulación, esta multa dependerá del tipo de vehículo y categoría, del servicio que preste, de si estaba o no en circulación, de la gravedad del perjuicio que haya podido causar, de la duración de la falta de seguro y de la reiteración en la comisión de la infracción.
  • Prohibición de circulación por el territorio nacional.
  • Inmovilización del vehículo: los agentes de tráfico pueden inmovilizar cualquier vehículo que no tenga en regla el seguro obligatorio. El primer precinto será por un mes y no se podrá retirar hasta que se demuestre la existencia de una póliza con las coberturas mínimas pautadas por ley. En caso de reincidencia de la persona amonestada, la retirada del vehículo podría prolongarse a lo largo de tres meses e, incluso por un año si se produce quebrantamiento del depósito o precinto. Los gastos que se deriven tanto del depósito como del precinto, deberán ser abonados por el propietario como requisito para poder retirar el vehículo.

Si se produce un siniestro, ¿quién es el responsable?

En el caso de que se produzca una accidente de tráfico en el que se vea implicado un conductor sin seguro, será este quien tenga que responder, con su patrimonio, ante los gastos que se deriven del mismo en caso de ser el culpable. En el caso de que existan daños físicos a terceras personas o incluso fallecidos, podría enfrentarse incluso a penas de prisión.

El propietario del vehículo, que puede no coincidir con el conductor accidentado, también tiene que responder civilmente de los daños causados a terceros por no disponer de un seguro obligatorio en su vehículo, salvo que demuestre que el auto había sido robado.

El Consorcio de Compensación del Seguro

En caso de que el conductor se declare insolvente, los gastos derivados del siniestro corren a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Para hacer frente a las indemnizaciones que emite, el CCS recibe el 50% del importe de las sanciones impuestas a los propietarios de vehículos que carecen del seguro obligatorio. Además de ello, y con el mismo fin, recibe un recargo contemplado en la prima de los seguros de autos, haciendo que todos los titulares de la póliza reglamentaria financien las consecuencias de las irresponsabilidades de algunos conductores.

Para controlar esta situación y reducir la cifra de vehículos que circulan de manera irregular por nuestras carreteras, desde la DGT se pusieron en marcha campañas específicas utilizando los últimos avances en tecnología para captar a los infractores. A través de drones, cámaras, uso de bases de datos específicas, etc. los agentes se encargan cada día de comprobar miles de matrículas y tomar las medidas oportunas para cada caso.

Como se puede comprobar, carecer de una póliza de seguro de auto puede salir más caro que el pago de su prima anual. Hoy en día existen multitud de opciones que permiten adecuar cada póliza a cada propietario, garantizando no sólo el cumplimiento de legislación vigente, sino también la tranquilidad de conducir seguro. En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos analizamos cada caso particular y ofreceremos la mejor solución en base a las necesidades del usuario, ya sea a través de un seguro que incluya solamente las coberturas mínimas o mediante pólizas más complejas que contemplen coberturas específicas como puede ser la protección de lunas, incendios, etc.

Para más información no dudes en ponerte en con nosotros en el teléfono 986 44 10 16 o a través del correo electrónico s4@s4net.com.

Éxito de asistencia en la jornada sobre Corporate Compliance Program organizada por S4 en Madrid

La jornada “La responsabilidad penal de mi empresa, ¿cómo evitarla?” organizada por el Dpto. de Consultoría Legal de S4 logró reunir, en la tarde de ayer, a decenas de economistas, abogados y empresarios de Madrid interesados en la aplicación de Programas de Cumplimiento Normativo o Corporate Compliance Program. El evento, que tuvo lugar en la Casa de Galicia de Madrid y que contó con la colaboración del Despacho Viñal & Co. Abogados y la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (AEGAMA), finalizó con un networking que se extendió durante más de media hora y que permitió la interacción entre ponentes y asistentes para tratar diferentes aspectos relacionados con la materia.

El evento, que estuvo moderado por D. José Cerdeira Taboada, Director Gerente de AEGAMA, comenzó a las 19.30h con la intervención de D. Diego Viñal, Abogado y socio del despacho Viñal & Co. Abogados, quien explicó al público asistente el nuevo escenario legal al que se enfrentan las empresas tras reconocerse, en la reforma del Código Penal de 30 de marzo de 2015, la responsabilidad penal de las personas jurídicas. En este contexto, los empresarios pasan a ser penalmente responsables de los delitos cometidos en su nombre y en beneficio directo o indirecto de la organización, tanto por los administradores y directivos como por los trabajadores y/ o terceros que tengan alguna vinculación contractual con la misma.

Recogiendo el testigo del Sr. Viñal, Dña. María Jamardo, miembro del Departamento de Consultoría Legal de S4, especialista en Responsabilidad Social Corporativa y Técnico de Corporate Compliance, fue la encargada de ahondar en las ventajas de la implantación del Corporate Compliance Program en el seno de las empresas, explicando que se trata de un manual vivo en constante verificación y actualización, hecho ad hoc para cada realidad empresarial y cuyo fin último es la exención de la responsabilidad penal de la organización ante la comisión de algún delito –del catálogo cerrado atribuible a las personas jurídicas- por parte de alguno de sus miembros. Para implantar un programa con estas características, resulta indispensable realizar un exhaustivo trabajo de consultoría que permita conocer los riesgos penales a los que está expuesta la empresa, adoptando las medidas de control necesarias para evitarlos.

Así mismo, la experta también destacó que desde el día de ayer, jueves 18 de mayo, queda aprobada la Norma UNE 19.601 de Sistemas de Gestión de Compliance Penal, por lo que los programas de prevención de delitos podrán ya certificarse por una auditoría externa independiente que emita un informe de conformidad con los requisitos de la norma, dando una cierta seguridad jurídica que no existía hasta esa fecha.

Tras el turno de preguntas previsto para resolver todas las dudas de los asistentes, D. Alfredo Blanco, Director General de S4, fue el encargado de cerrar el evento invitando a los asistentes a disfrutar de un networking profesional acompañado de un vino español donde se pudo debatir, en un ambiente más distendido, sobre cuestiones relacionadas con el cumplimiento normativo y la nueva realidad legal.

12-M, el Día Negro de la Ciberseguridad. ¿Está a salvo su empresa?

El día 12 de mayo pasará a la historia como un Día Negro para la ciberseguridad mundial. El virus WannaCry puso en jaque a las principales multinacionales Pymes en más de 150 países, infectando cerca de 200.000 ordenadores, según los datos de Europol, de los cuáles más de 600 se localizaban en España, tal y como apuntan desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). En este caso, el ataque comenzó en los ordenadores corporativos de la empresa Telefónica, extendiéndose a otras empresas de distintos sectores como la banca, telecomunicaciones, sistemas de transporte, automoción, etc.

El sistema operativo afectado ha sido Windows y, en concreto las versiones siguientes: Windows XP, Windows Vista, Windows Server 2003, Windows Server 2008 SP2 and R2 SP1, Windows 7, Windows 8, Windows 8.1, Windows RT 8.1, Windows Server 2012 and R2, Windows 10 y Windows Server 2016.

¿Por qué se extiende en virus?

El ataque se produjo a través de un virus que muestra una doble vertiente: por un lado, se trata de un software denominado ransomware, que secuestra –encripta– los datos de los ordenadores y pide un rescate para la liberación del dispositivo afectado; por otro, tiene las características de un worm –gusano-, un programa que una vez instalado, se extiende hacia otros equipos vulnerables pertenecientes a la misma red.

El INCIBE, a través del CERT de Seguridad e Industria (CERTSI) dispone de un servicio gratuito denominado Servicio Antiransomware que permite a los usuarios recuperar la información perdida a través de un análisis y descifrado de ficheros vulnerados.

¿Qué medidas preventivas se pueden tomar para evitar un ataque?

En la actualidad resulta imposible predecir cuándo o de qué manera se puede producir un ciber ataque, pero sí se pueden tomar medidas preventivas que mitiguen el peligro, como pueden ser:

  1. Tomar conciencia de que los virus existen y pueden afectar a los dispositivos que se manejan habitualmente.
  2. Realizar y conservar copias de seguridad actualizadas
  3. Actualizar los navegadores y evitar acceder a páginas que puedan resultar peligrosas, utilizando siempre las últimas versiones de aplicaciones y sistemas operativos
  4. Limitar el acceso a cuentas de usuarios y los permisos para acceder a la información o para instalar un software. Mantener actualizado el antivirus y cortafuegos –firewall-. Es necesario prestar especial atención al correo electrónico por ser una de las principales vías de entrada de malware.
  5. La mejor opción: contratar un Seguro de Riesgos Cibernéticos, ya que se realiza una auditoría previa sobre la seguridad de los sistemas, siendo necesaria una reacción, en caso de ataque, en menos de 24 horas.

El Seguro de Riesgos Cibernéticos

En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos contamos con un departamento especializado en ciberseguridad y ofrecemos las mejores soluciones aseguradoras del mercado para proteger tu empresa en caso de ciberataque. Combinamos la experiencia local con la perspectiva global y poseemos una amplia experiencia gracias a nuestro equipo especialista que, conectado con el entorno, trata de adelantarse a los desafíos que puedan surgir para ofrecer las mejores coberturas en cada caso. Al disponer de un Seguro de Riesgos Cibernéticos, el usuario podrá disfrutar de:

  • Asistencia 24 horas/ 365 días del año, siempre asesorado por expertos en la materia
  • Recuperación de los datos y restablecimiento de los accesos digitales
  • Cobertura de las pérdidas que pudieran ocasionarse por la interrupción o retraso en la empresa como consecuencia de un fallo informático o ataque (pérdida de beneficios)
  • Reparación de los equipos dañados
  • Pago del rescate en caso de ciber extorsión y costes legales que puedan derivarse del ataque
  • Gestión de crisis: recuperación de la reputación previa de la que gozaba la organización

En definitiva, se puede decir que disponer de un seguro de estas características le permite al usuario aprovechar todas las ventajas de la economía digital y mejorar su gestión corporativa con la máxima tranquilidad. Para más información:

Gabriel Beiro, Dpto. de Consultoría Legal (consultoria@s4net.com)

Jessica Fernández, Dpto. de Comunicación (s4@s4net.com)

Elegir el mejor seguro para tu coche está al alcance de tu mano

El seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio por ley para todos los autos. Por ello, si has adquirido un vehículo recientemente o quieres contratar un seguro que se adecue más a tus necesidades actuales, es recomendable que prestes atención a los consejos que se exponen a continuación:

  1. El precio no lo es todo: en ocasiones, lo barato puede salir caro. El coste puede ser un factor decisivo a la hora de contratar un seguro para el vehículo, pero hay que tener en cuenta que éste puede condicionar las coberturas y, lo ideal, es estar protegido ante cualquier imprevisto. Además, la prima puede variar por otras razones como la experiencia del tomador o del conductor habitual (años de carnet, historial, número de partes, etc.), las características del vehículo (caballaje, potencia, marca, modelo…), etc.
  2. Afina las coberturas contratadas: el sector asegurador es muy competitivo. Se pueden, incluso, diseñar paquetes a medida que van más allá de las coberturas básicas y que tienen en cuenta las necesidades del tomador y las características del auto.
  3. En función del uso que se vaya a dar al vehículo y los hábitos de conducción, decidir si se contrata:

Seguro a terceros: es el seguro más económico e incluye solamente los daños causados a terceras personas, sin cubrir al vehículo asegurado aunque sí a sus ocupantes (exceptuando al conductor causante del incidente).

Seguro a todo riesgo: cubre los daños sufridos en el propio vehículo. Esta es especialmente útil cuando el vehículo es nuevo o tiene un valor de mercado elevado.

Seguro a todo riesgo con franquicia: es similar al anterior, pero en ese caso el seguro financia todos los gastos que sobrepasen de la cantidad que se estipula como el máximo a cubrir por el tomador en caso de accidente, es decir, la franquicia. Gracias a este límite, la prima será menor.

  1. Prestar especial atención a la gestión de los siniestros por parte de la compañía: es importante conocer si, tras un incidente, el usuario dispone de asistencia en carretera, cuántos kilómetros cubre y/ o si incluye coche de sustitución hasta que el usuario recupere el propio.
  2. Analizar el historial particular como conductor: el número de partes dados o la cantidad de multas de tráfico pueden aportar mucha información sobre el estilo de conducción y las probabilidades de accidente, pudiendo influir en el precio final subiendo la prima al llegar la renovación.
  3. Gestión del pago: es importante saber que la división del pago de la prima en cuotas puede implicar el pago de intereses, enfrentándose así aun coste mayor del previsto.
  4. Escuchar qué dicen otros usuarios sobre la compañía y analizar su respuesta ante siniestros.
  5. En caso de decidir la no renovación de la póliza a su vencimiento, notificar dicha cancelación a la compañía, con un mes de antelación como mínimo, para evitar que ésta se renueve de forma automática.
  6. A la hora de firmar el nuevo contrato, leer atentamente las cláusulas y condiciones para asegurarse de que se corresponden con las contratadas y evitar sorpresas en caso de que se produzca un siniestro.
  7. Para mayor tranquilidad, se recomienda acudir a especialistas en la materia. En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos, localizamos el seguro que más se adapta a las necesidades de cada cliente, ofreciendo las mejores soluciones tras analizar las posibilidades que ofrecen las mejores compañías del sector. Garantizamos al usuario la tranquilidad de saber que tiene en sus manos un producto personalizado y de calidad que le ofrece la mejor protección en los momentos que más lo necesita.

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), ¿qué es y cómo funciona?

El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) es una entidad pública empresarial cuya finalidad es hacer frente a las indemnizaciones derivadas de siniestros excepcionales a los que las compañías aseguradoras privadas no están obligadas a responder. Está adscrito al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, y cuenta con personalidad jurídica propia, disponiendo de plena capacidad para obrar en base al marco de actuación definido en su Estatuto Legal. El CSS interviene, por ejemplo, ante los destrozos causados por inundaciones, incendios, terremotos, etc. e, incluso, responde por aquellos daños provocados a terceros por un conductor sin seguro.

Para que el CCS actúe y el sujeto pueda ser indemnizado, es necesario que el bien afectado cuente con una póliza debidamente contratada y al corriente de todos los pagos de la prima así como pasar el período de carencia que establecen los contratos. En cualquier caso, cabe destacar que las indemnizaciones no sólo corren a cargo de esta entidad, sino que surgen de los pactos que el propio Consorcio realiza con las compañías de seguros para que dos o más aseguradoras participen de la cobertura de un mismo riesgo, conocido como coaseguro, o a través del reaseguro, es decir, el seguro del seguro: el propio CCS contrata con una compañía, en este caso reaseguradora, para que pueda asumir, en caso de siniestro, la totalidad o una parte de los gastos que se deriven.

¿Cuáles son las funciones del Consorcio de Compensación de Seguros?

  • Función aseguradora de vehículos: el CCS ofrece la posibilidad de contratar directamente con la entidad el seguro de un riesgo que, a pesar de ser obligatorio de asegurar, no encuentra compañía que lo materialice. Por ejemplo, puede darse el caso de que ninguna aseguradora acceda a contratar el seguro de responsabilidad civil obligatorio de un vehículo por sus características especiales. Ante este riesgo, el Consorcio puede hacerse cargo del mismo, aunque hay que tener en cuenta que sus coberturas serán más limitadas. Además de todo ello, cabe destacar que el Consorcio también indemniza los daños ocasionados por vehículos desconocidos, sin seguro o robados.
  • Seguro de protección de riesgos extraordinarios: diseñado especialmente para hacer frente a los siniestros de bienes que, a pesar de estar asegurados, han sufrido daños excepcionales a los que la compañía no tiene por qué hacer frente al no constar los mismos en la póliza contratada. Es el caso, por ejemplo, de las inundaciones, terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, tempestades atípicas, etc. y cuyas consecuencias son, a priori, imprevisibles. En este sentido, también se haría cargo de los daños causados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, siempre que el siniestro se produzca en tiempos de paz, y por actos violentos como el terrorismo, motines, rebeliones, etc.
  • Liquidación de entidades aseguradoras: el CCS funciona, también, como entidad liquidadora en caso de siniestro, ofreciendo protección a los acreedores por contrato de seguro. Si la compañía aseguradora que debe indemnizar al sujeto se encuentra en situación de insolvencia y el usuario dispone de una póliza en vigor, el CCS responde en su lugar, manteniendo su seguro hasta la fecha de vencimiento.
  • Otras actividades: además de las funciones descritas con anterioridad, también asume otras actividades en el ramo de los Seguros Agrarios Combinados, Seguros Nucleares, incendios forestales y un Fondo de Reserva de los Riesgos de la Internacionalización de la Economía Española.

¿Cómo y dónde se puede solicitar la indemnización?

La solicitud de indemnización al CCS por daños materiales puede realizarse a través de los siguientes medios: por teléfono, por correo electrónico, por correo ordinario o a través de un portal habilitado en su página web. En términos generales, e independientemente del medio solicitado para transmitir la solicitud, es necesario disponer de información relativa a la póliza, datos personales, datos bancarios para el pago de la indemnización así como una relación de los daños, materiales y/ o personales sufridos.

 

La protección online, la mejor arma para luchar contra los ciberriesgos

Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información han traído consigo un nuevo peligro para las empresas: el ciberriesgo. A pesar de todas las ventajas que supone su integración en la vida diaria – enviar información de manera instantánea, realizar transacciones económicas, acceder a cuentas privadas, compartir documentos, etc. – también suponen un riesgo para las empresas ya que, independientemente de su tamaño y actividad, pueden convertirse en víctimas de ataques cibernéticos poniendo en peligro toda la información confidencial almacenada en los dispositivos. Estas posibles irrupciones incontroladas sobre los sistemas informáticos se denominan ciberriesgos.

Hoy en día, cualquier negocio que maneje datos está expuesto al riesgo. Los ataques cibernéticos aumentan cada día y las Pymes se manifiestan como el colectivo más vulnerable: el 70% de los ataques se da en organizaciones con menos de cien empleados. Los seguros de Responsabilidad Civil tradicionales no cubren este riesgo y las consecuencias de un ataque de estas características pueden ser catastróficas: pérdida de datos, difusión de información confidencial propia y de terceros, inhabilitación de dispositivos, etc. En este contexto, protegerse de los peligros de la red y adelantarse al futuro con el objetivo de minimizar los ataques de hackers, empleados desleales, malwares o virus se ha convertido en una necesidad.

¿Cómo protegerse de los posibles ataques cibernéticos?

En la actualidad resulta imposible predecir cuándo o de qué manera se puede producir un ciber ataque, pero sí se pueden tomar medidas preventivas que mitiguen el peligro en función de las características y necesidades de cada entidad. En caso de ataque es fundamental reaccionar en menos de 24 horas y, para ello, la mejor opción pasa por la contratación de un Seguro de Riesgos Cibernéticos que, a su vez, permita aprovechar con la máxima tranquilidad las ventajas de la economía digital y mejorar la gestión corporativa.

Antes de su contratación, se realiza un estudio preliminar de la organización, analizando los sistemas informáticos de los que dispone para detectar posibles vulnerabilidades en el ámbito de las telecomunicaciones e Internet. Una vez reconocidas las debilidades de este sistema, se ofrecen soluciones y protecciones óptimas a través de un proyecto a medida cuyo fin es reducir las incidencias y sus consecuencias a todos los niveles: económico, reputacional, de imagen, etc.

¿Qué coberturas ofrecen?

Los Seguro de Ciberriesgos contemplan una serie de coberturas para determinados eventos definidos contractualmente. Las más comunes son:

  • Asistencia técnica 24 horas, 365 días al año
  • Asesoramiento por parte de expertos en la materia
  • Cobertura de las pérdidas procedentes de la interrupción, retraso o aceleración del negocio a causa de un fallo en la red, de un ataque o de un fallo informático causado por error humano o de programación
  • Recuperación de los datos borrados y restablecimiento de los accesos digitales en caso de que se sustraigan las claves
  • Reparación de los equipos dañados y descontaminación de virus
  • Servicio forense: incluye los gastos de investigación para la obtención de evidencias con valor legal para presentar como prueba en caso de demanda judicial
  • Costes legales que puedan derivarse del ataque
  • Gestión de crisis, incluyendo gastos para la recuperación de la reputación; gastos de notificación a afectados; recuperación de la imagen en redes sociales y protección de identidad
  • Comprobación del funcionamiento adecuado de todos los sistemas

¿Cómo contratar?

En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos ofrecemos las mejores soluciones aseguradoras del mercado para proteger tu empresa en caso de ciberataque. Combinamos la experiencia local con la perspectiva global y poseemos una amplia experiencia gracias a nuestro equipo especialista en la gestión de los riesgos cibernéticos. Estamos conectados con nuestro entorno y tratamos de adelantarnos a los desafíos que puedan surgir para ofrecerte las mejores coberturas, tanto en el presente como en el futuro. Ofrecemos soluciones personalizadas y adaptadas a cada empresa: si nuestros clientes logran sus objetivos, nosotros alcanzamos el nuestro.

INASUS: HACIA UN LIDERAZGO EUROPEO SÓLIDO

INASUS S. L. es una empresa dedicada a la aplicación del aluminio para la construcción. Fundada en el año 1970 en Lalín (Pontevedra), apostó por el diseño, la fabricación y ejecución de fachadas especiales utilizando la tecnología más avanzada y aplicando los más altos estándares de calidad. Tras alcanzar una importante cuota de mercado a nivel nacional, inició el siglo XXI aumentando sus instalaciones hasta los 18.000 metros cuadrados, incorporando las últimas tendencias en gestión medio ambiental, riesgos laborales y recursos humanos, confiando siempre en los mejores proveedores. Además, se asentó en el mercado internacional tras la apertura de su sede en Londres y sus filiales en Colombia, Perú y México, afianzando así un prestigio que ya existía previamente en este mercado.

Desde S4, broker de la póliza de cobertura de impago a través de nuestro Dpto. de Crédito y Caución liderado por D. Eduardo Casal y D. Rubén Vázquez, nos interesamos por la trayectoria de INASUS y sus expectativas actuales. D. Alberto Cuiña, Adjunto Dirección, y D. Miguel A. Brea, Director de Administración, nos responden a algunas cuestiones al respecto:

     1. Después de más de 40 años en el mercado, ¿cuál sería el balance a realizar por parte de la empresa en relación a los logros conseguidos y a las metas alcanzadas?

El crecimiento de la empresa a lo largo de su historia ha sido sucesivo y creciente. Siempre nos hemos preocupado por asumir grandes proyectos de ingeniería y gracias a la calidad de nuestro trabajo hemos conseguido incrementar progresivamente nuestra facturación, afianzando cada año nuestra posición en el mercado hasta convertirnos en el líder nacional y situarnos en el top ten a nivel europeo. Entre nuestros hitos, en el ámbito de la construcción de fachadas, destacaríamos proyectos tan emblemáticos como la Torre de Caja Madrid y la Terminal T4 del aeropuerto de Barajas, y las sedes centrales de grandes empresas españolas. Lo que nos ha reportado el reconocimiento internacional y la posibilidad de trabajar con los arquitectos más relevantes a nivel internacional como Peter Eisenman, Richard Rogers, así como el prestigioso estudio de ingeniería y arquitectura estadounidense SOM, Norman Foster, etc.

     2. Dado el elevado grado de competitividad del segmento de mercado en el que opera la empresa, ¿cuál es la estrategia en cuanto a la mejora de la productividad en las áreas de especialización relacionadas con la I+D+i?

Nuestra apuesta, en cuanto a diferenciación, se ha centrado en el diseño y la innovación de nuestro producto de construcción de exteriores y revestimientos, alcanzando un grado de excelencia que nos sitúa entre los máximos exponentes de nuestro mercado. El trabajo en equipo, la flexibilidad y la cooperación entre los distintos departamentos definen nuestro modelo de trabajo fluido y eficaz que inspira la creatividad y fomenta el compromiso de todos los trabajadores que conforman la plantilla. Todo ello ha sido posible gracias a la formación continua de las personas que forman parte del capital humano de INASUS y a la dilatada experiencia que acumulan, lo que redunda en el know-how de la empresa, fundamental para desmarcarnos como una propuesta de valor añadido frente a nuestra competencia.

     3. ¿Cuándo se produce ese salto cualitativo hacia esa mayor internacionalización del negocio y cómo ha afectado al plan empresarial y a las previsiones futuras de la compañía?

Gracias al reconocimiento y diferenciación frente a nuestros competidores y la confianza de nuestros clientes hemos conseguido una identidad de marca propia y una reputación corporativa sólida. Iniciamos el proceso de internacionalización en el año 2009 en un afán de diversificar nuestra cartera de negocio y estar más preparados frente a posibles fluctuaciones del mercado domestico. Tras varios años demostrando una total fiabilidad en la ejecución de proyectos de enorme complejidad, rigurosos con las exigentes normativas y una gestión pormenorizada, hemos reforzado la posición de marca a nivel exterior con prestigiosas empresas de construcción a nivel mundial. Las sinergias son pieza clave de nuestra implicación en proyectos singulares: Portugal “Torre o Burgo”; el aeropuerto de Heathrow en Inglaterra en colaboración con Norman Foster o las obras de Sagrave en Lausane o Matze-Sion (Suiza). Todas ellas representan nuestro compromiso con la excelencia. Las previsiones con respecto al plan estratégico han mejorado sustancialmente, aunque requieren de más recursos capacitados para su ejecución. Nos planteamos el futuro con optimismo ya que además de consolidarnos en los países en los que ya tenemos presencia, se abren nuevas oportunidades en nuevos escenarios donde las perspectivas son prometedoras y todavía queda mucho por explorar.

     4. Dada la expansión internacional que han acometido en los últimos años, se han visto en la necesidad de localizar diferentes oficinas en el exterior. ¿Cuáles son sus expectativas a medio plazo en cuanto a la puesta en marcha de otras?

En este momento, además de la sede central de Lalín en Pontevedra, tenemos oficinas de representación en Madrid y Londres debido a nuestra implantación de negocio en dichas áreas geográficas. Aún así, los numerosos pedidos que nos están llegando procedentes del continente Latinoamericano, en el que prevemos una enorme proyección, nos podría llevar a la necesidad de abrir nuevas oficinas para proporcionar el adecuado apoyo logístico y la operatividad necesaria para desarrollar los proyectos que nos asignen. Concretamente, ya hemos abierto filiales en Colombia, Perú y México, país en el que hemos firmado recientemente un contrato por valor de 20 millones de $ para revestir la fachada del edificio de la entidad financiera Bancomer.

     5. ¿Qué importancia le asignáis al seguro de crédito comercial en vuestra estrategia de internacionalización? ¿Consideráis que la cobertura que os proporciona os ofrece la suficiente seguridad para operar en los mercados internacionales? ¿De qué forma os ayuda el hecho de que contéis con el apoyo del Grupo S4 mediando en la gestión de la póliza?

El seguro de crédito te aporta, sobre todo, el poder preocuparte fundamentalmente de tu negocio, de aquello a lo que te dedicas teniendo las coberturas de cobro suficientes como para estar medianamente tranquilo tanto en mercados nacionales como internacionales. Por tanto compramos seguridad.
S4, broker de la póliza de cobertura de impago, nos da la tranquilidad que necesitamos y nos facilita la interlocución con la compañía aseguradora, emitiendo incluso informes de riesgo para hablar con conocimiento con los suscriptores de riesgo de la citada. Nos aporta una visión global de todas las compañías aseguradoras y de las novedades que van surgiendo en este ramo. Además de todo ello, tienen una filosofía empresarial en consonancia con la nuestra, pudiendo hablar de trato humano, confianza y respeto mutuo que desemboca en una sólida relación. Todo ello nos permite acceder a soluciones innovadoras que nos aportan un gran valor añadido como empresa.

Eduardo Casal, Dpto. de Crédito y Caución (eduardo.credito@s4net.com)

Rubén Vázquez, Dpto. de Crédito y Caución (credito@s4net.com)

Jessica Fernández, Dpto. de Comunicación (s4@s4net.com)