¿Qué medidas de seguridad se deben tomar ante un seísmo?

Algo más de una semana después, la tierra ha vuelto a temblar en México. Un terremoto de magnitud 7,1, según el Servicio Sismológico Nacional de México (SSM), ha causado la muerte de más de dos centenares de personas y ha supuesto el derrumbe de multitud de edificaciones en la capital del país. El carácter impredecible de estos fenómenos y sus consecuencias pone de manifiesto la necesidad de dar a conocer una serie de prácticas que, durante el temblor, permitan minimizar sus efectos.

Cómo actuar ante un seísmo

  • Previamente: anticiparse es la mejor prevención. Se recomienda participar en simulacros de evacuación, especialmente en aquellas zonas que puedan estar especialmente amenazadas por este fenómeno. En estos casos, es aconsejable tener localizada una zona de seguridad, con botiquín, linterna y un sistema de comunicación, en la que poder resguardarse.
  • Durante: en caso de verse sorprendido por un temblor, es necesario alejarse de las ventanas, de objetos de gran tamaño y/ o peso que puedan desprenderse y de productos inflamables. En caso de encontrarse dentro de un edificio, no utilizar nunca el ascensor, evitar huir corriendo para no crear una avalancha humana y, si es posible, cortar el suministro de gas y electricidad. En caso de estar circulando por la calzada, es aconsejable detener el vehículo en el arcén, sin bloquear la calzada, y mantenerse alejado de plataformas, puentes, marquesinas o demás construcciones que puedan desprenderse. En cualquier caso, se debe mantener la calma  y utilizar el número de emergencias sólo en los casos en que sea necesario.
  • Posteriormente: revisar la estabilidad de las construcciones, las instalaciones de gas y electricidad así como la potabilidad del agua. Además, es recomendable estar atento a las últimas noticias referidas al suceso, especialmente a aquellas referidas a posibles réplicas.

La gestión de los siniestros

En el caso de España, el organismo encargado de gestionar las indemnizaciones por catástrofes de esta índole es el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), siempre y cuando exista un seguro previo sobre el bien afectado y éste se encuentre al corriente de pago. Para su tramitación, el usuario debe presentar la solicitud de indemnización al CCS por daños materiales y será éste quien realice una valoración de los mismos, abonando al usuario el importe de los gastos de reparación o reposición mediante transferencia bancaria.

Para más información no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico s4@s4net.com, en el teléfono 902 50 46 94 o a través de nuestros perfiles sociales de LinkedinFacebook o Twitter.

Los riesgos y peligros asociados al uso de Telegram

Telegram es una aplicación para el envío de mensajes de texto instantáneos. Aunque en sus inicios tan solo se podía utilizar en teléfonos móviles, hoy está disponible en multitud de plataformas. Este servicio funciona gracias a un protocolo de comunicación propio, denominado Mobile Transport Protocol, que lo diferencia de otros similares -como puede ser el Whatsapp- al permitir la multisesión, el envío de archivos independientemente de su peso o formato o creación de chats secretos.

Sin embargo, esta aplicación muestra una serie de debilidades, asociadas especialmente a la necesaria vinculación de cada cuenta con un número de teléfono móvil y un usuario y a los peligros que ello implica: control de la información compartida, rastreo de datos, etc. Por todo ello, el Centro Criptológico Nacional ha publicado en el día de hoy un informe sobre los peligros de esta herramienta y cómo podría afectar su uso tanto a nivel particular como a nivel profesional.

¿Cuáles son los principales riesgos que supone su uso?

Tal y como reza en mencionado informe, las principales debilidades de esta aplicación vienen de la mano de su popularidad– algo que la sitúa en el punto de mira de los ataques cibernéticos cuyo objetivo es la recopilación de información concreta- y de su cifrado: obliga a los usuarios a confiar en su metodología de almacenamiento de datos y privacidad que puede verse afectado por problemas de seguridad.

Además de todo, también se puede dar:

  • Secuestro de cuentas: a través de los fallos producidos en el protocolo de comunicaciones, el atacante hace creer a la red telefónica que dispone del mismo número de teléfono que el atacado, recibiendo así un código de verificación, por mensaje o llamada, que permite el acceso a la información de la víctima
  • Robo de cuentas y acceso a las mismas, en caso de pérdida o sustracción del dispositivo, sobrepasando los mecanismos de bloqueo del propietario (PIN, huella dactilar, etc.)
  • Monitorización de la cuenta: haciendo un seguimiento de todos los movimientos de ésta a través de la agenda, añadiéndolo a sus contactos y suscribiéndose de manera automática a las notificaciones relativas a la víctima (última conexión, etc.)

¿Cómo evitar que nuestra cuenta sea atacada?

Hablando de ciberataques, toda precaución es poca. A modo de prevención, se recomienda seguir una serie de pautas que ayuden a minimizar el riesgo o la voracidad de los posibles ataques:

  • Bloquear el teléfono: ya sea con un código pin, huella dactilar, patrón de desbloqueo, etc.
  • Deshabilitar la previsualización de los mensajes, evitando que terceras personas puedan acceder a aquellas notificaciones que llegan a cada terminal
  • Revisar las solicitudes de acceso a información de las aplicaciones descargadas
  • Desactivar Wifi, Bluetooth y demás conexiones adicionales posibles para minimizar el riesgo de ataque

Para más información no dude en ponerse en contacto con nuestro experto en Ciberriesgos, D. Gabriel Beiro, a través del teléfono 902 50 46 94, en el correo electrónico consultoria@s4net.com o a través de nuestros perfiles sociales en LinkedinFacebook o Twitter.

 

¿Debo contratar un seguro para la bicicleta?

Las bicicletas se han convertido en un medio de transporte urbano alternativo que ofrece multitud de ventajas para los desplazamientos diarios por las grandes ciudades. Además de los beneficios medioambientales derivados de su uso, también implica un ahorro económico –gasolina, peajes, aparcamientos, etc.- y, lo más importante, beneficios físicos y psíquicos asociados a la práctica deportiva. Sin embargo, las bicicletas no dejan de ser un vehículo y están expuestas a numerosos riesgos como atropellos a peatones, accidentes de tráfico, averías en carretera o robo, entre otros. Aunque en España no es obligatorio, es recomendable contratar un seguro específico que no sólo cubra el bien en sí, sino también al propio ciclista y sus responsabilidades.

Ventajas de disponer de un seguro específico para la bicicleta

El seguro para bicicletas está destinado especialmente para aquellas personas que utilicen este medio de transporte de manera habitual. Generalmente la contratación de estas pólizas se sustenta sobre las siguientes coberturas básicas y el importe de la prima dependerá, entre otros factores, del valor monetario del vehículo:

  • Robo: las compañías de seguro pueden responder ante este delito siempre y cuando la bicicleta estuviera en el interior o exterior de la vivienda, garaje o trastero y protegida por un candado homologado, anclada a un punto fijo que garantice su seguridad.
  • Daños: en caso de que la bicicleta sufriera algún daño, la compañía aseguradora correría con los gastos de reparación, sustitución o indemnización por el valor de las piezas afectadas y en función del límite asegurado.
  • Responsabilidad Civil: protege al ciclista ante los daños materiales o personales que pueda ocasionar a terceros durante el manejo del vehículo, siempre en función del límite asegurado.
  • Asistencia en Viaje: cubre la atención al ciclista en caso de que sufra un percance durante su desplazamiento. En función de las condiciones contratadas, esta asistencia puede alcanzar un máximo de kilómetros desde el hogar o incluso ser internacional e incluir servicios como asistencia sanitaria en el lugar del accidente, repatriación, gastos de desplazamiento de terceros, etc.

Sin embargo, y en función de las necesidades de cada ciclista, se pueden añadir otras coberturas como asistencia personal, gastos médicos y cirugía plástica en caso de accidente, etc., aumentando la seguridad y protección del vehículo y del tomador.

Para más información no dude en ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 986 44 10 16, a través del correo electrónico s4@s4net.com o de nuestros perfiles de Linkedin, Facebook o Twitter.

¿Cómo se gestionan los siniestros derivados de catástrofes naturales en España?

La mañana de hoy traía consigo una trágica noticia. Un terremoto de magnitud 8,2 había sacudido el sur de México y, aunque de momento no se tienen datos oficiales definitivos, ya se habla de numerosas víctimas mortales, decenas de heridos e incalculables daños materiales. Además de sismos, en los últimos años hemos sido testigo de fenómenos naturales extraordinarios como inundaciones, temporales, maremotos, etc. que han tenido un efecto devastador en diferentes países pero, ¿cómo reaccionar en caso de que se produjera en España?

Cuando hablamos de catástrofes hacemos referencia a un suceso que altera el orden previsto, ya sea por causas naturales o por la acción humana, como puede ser el terrorismo. En el caso de que sucediera en España, el organismo encargado de gestionar las indemnizaciones a las personas y bienes asegurados por catástrofes de esta índole es el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS).

¿Qué es y cómo funciona el CCS?

El CCS es una entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. Su principal función es la gestión, peritación e indemnización por los daños ocasionados por las catástrofes anteriormente mencionadas –siniestros excepcionales por los que las compañías aseguradoras privadas no están obligadas a responder- , siempre y cuando exista un seguro previo sobre el bien afectado y éste se encuentre al corriente de pago.

¿Cómo gestionar una reclamación?

En caso de verse afectado, el usuario debe presentar la solicitud de indemnización al CCS por daños materiales a través de los siguientes medios: por teléfono, por correo electrónico, por correo ordinario o a través de un portal habilitado en su página web. En términos generales, e independientemente del medio solicitado para transmitir la solicitud, es necesario disponer de información relativa a la póliza, datos personales, datos bancarios para el pago de la indemnización así como una relación de los daños, materiales y/ o personales sufridos. Tras la valoración de los daños, el Consorcio abona al usuario el importe de los gastos de reparación o reposición de los bienes afectados mediante transferencia bancaria.

Para más información no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico s4@s4net.com, en el teléfono 902 50 46 94 o a través de nuestros perfiles sociales de Linkedin, Facebook o Twitter.

Los objetos de valor, ¿necesitan de un seguro especial?

Cuando se habla de obras de arteartesanía, joyas, marfil, colecciones completas, instrumentos musicales, etc. se hace referencia de una serie bienes que, por su valor, se consideran especiales. Para las aseguradoras, el concepto “objeto de valor especial” hace referencia a aquellas piezas con un valor unitario de 1.800 €, aunque éste puede variar según las condiciones particulares de cada compañía. En todo caso, se habla siempre de valor monetario independientemente de su valor emocional, que puede ser incalculable.

¿Cómo asegurar estos bienes?

Generalmente, su garantía se incluye dentro de los seguros de hogar, siempre que se declare como tal y se especifique en cláusulas o condiciones especiales o adicionales de la póliza. Es decir, en caso de que se contrate este tipo de riesgo y no se especifique la cobertura de las piezas, éstas quedarán excluidas y, en caso de que se vean afectadas por algún siniestro, no habría posibilidad de indemnización.

Por ello, para garantizar la seguridad del bien en cuestión, se recomienda contratar una póliza específica, haciendo frente a una prima concreta para su protecciónEste tipo de seguros incluyen coberturas más ampliasespecializadas, aportando una gran tranquilidad al propietario que debe, siempre, realizar una tasación lo más exacta posible del valor del riesgo. Además de asegurar su valor en caso de robo, hurto o daños que pueda sufrir, también se puede proteger en caso de traslado, accidente, pérdida, etc. según su naturaleza y funciones.

Para más información sobre este tipo de seguro y sus condiciones particulares, puede contactar con nuestro Departamento de Particulares a través del correo electrónico s4@s4net.com, en el teléfono 902 504 694 o en nuestros perfiles sociales de FacebookTwitter LinkedIn.