Los retos del sector asegurador ante la autonomía de los autos del futuro

La tecnología avanza más rápido cada día y los coches autónomos son hoy una realidad. A pesar de que se espera que pasen varios años hasta que su presencia en las carreteras sea superior a los autos actuales -ya que, entre otros factores, es necesario actualizar la legislación al respecto así como abaratar los costes de su producción y su precio final-, las diferentes marcas parecen apostar por funciones autónomas a medio plazo.

Pero, ¿qué es en realidad un coche autónomo?

Los vehículos autónomos son aquellos que no necesitan de un conductor al volante que dirija sus movimientos. El propio auto se adapta a las necesidades de cada momento, sustituyendo las funciones del conductor actual y realizando las maniobras precisas: perciben el dibujo de la carretera, la presencia de personas u objetos, detectan las señales de tráfico, etc. Sin embargo, los primeros pasos parecen indicar una instauración progresiva y parcial de estas funciones con el objetivo primero de reducir los accidentes provocados, principalmente, por fallos humanos.

La reinvención del seguro de auto

En primer lugar hay que tener en cuenta que si estos autos logran reducir el número de accidentes que se producen –cabe recordar que un gran número de ellos se producen errores de los conductores- se habla también de una reducción de la siniestralidad en la carretera, factor que afecta directamente al sector asegurador.

En este nuevo escenario sería lógico pensar que las primas de los seguros se reducirían en la medida en que lo haga el riesgo de sufrir accidentes. Sin embargo, aparecen nuevos actores y productos que es necesario tener en cuenta en las pólizas, así como la definición de la culpabilidad en caso de siniestro: ¿fallo tecnológico? ¿software defectuoso? ¿propietario irresponsable ante una falta de revisión? En definitiva, nuevas necesidades que parecen indicar la necesidad de reinventar los seguros de auto, al menos tal y como los entendemos en la actualidad, y que irán ligadas, a su vez, a un cambio cultural, generacional y legal al mutar por completo la concepción actual de los utilitarios.

Claves para que tu viaje en coche sea perfecto estas vacaciones

El verano es, para muchos, sinónimo de vacaciones. Éstas se suelen planificar con mucha antelación, eligiendo el destino más apropiado según los gustos, necesidades y medio de transporte a utilizar. Si eres de los que decide viajar en coche, te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos para evitar ciertos inconvenientes que puedan enturbiar tan ansiado momento.

Decálogo para un viaje seguro 

En S4 Correduría de Seguros y Gerencia de Riesgos hemos elaborado un decálogo con consejos a tener en cuenta en los largos trayectos en coche. Se trata de hacer que el viaje sea más llevadero y evitar, en la medida de lo posible, los trastornos que puedan surgir:

  • Descansar bien la noche previa al viaje y tomar alimentos ligeros para evitar pesadas digestiones al volante
  • Asegurar el estado del vehículo comprobando aceite, agua, líquido de frenos, desgaste y presión de los neumáticos, triángulos, chaleco, rueda de repuesto, etc.
  • En caso de que se cargue en demasía el vehículo, se debe comprobar siempre su estabilidad y seguridad para evitar que represente un riesgo para los demás conductores
  • No dejarse llevar por el entusiasmo de llegar lo antes posible al destino: planifica la hora de salida, pero no la de llegada. La mejor opción pasa por realizar las paradas y descansos oportunos, mínimo cada dos horas aproximadamente, para evitar el cansancio monotonía al volante
  • En verano el asfalto puede alcanzar altas temperaturas que se reflejan en el interior del vehículo, por lo que se recomienda utilizar el aire acondicionado pero de manera prudente para evitar grandes contrastes cuando se realice alguna parada. Pensando en éstas, es aconsejable protegerse con loción solar antes de partir
  • Mantener el cuerpo hidratado es fundamental para evitar la fatiga y el desgaste físico, por ello es recomendable llevar bebidas y alimentos frescos en el auto así como ropa y calzado cómodo que evite errores en la conducción
  • Extremar la precaución y mantener siempre la distancia de seguridad
  • Ahorrar combustible conduciendo a una velocidad moderada, sin apurar las marchas y sin abrir las ventanillas en su totalidad
  • Planificar la ruta seleccionando las vías menos conflictivas, comprobando si existen áreas de servicio y zonas de descanso
  • Al hilo del último consejo, comprobar en tiempo real el estado del tráfico

Además de todo ello y a modo de prevención, es aconsejable revisar el Seguro de Automóvil y sus coberturas con el objetivo de conocer si está incluida, por ejemplo, la asistencia en carretera. Este servicio, que actúa como auxilio a los ocupantes y/ o vehículos en caso de accidente o avería, suele activarse desde la partida del viaje. Para más información sobre este servicio, no dudes en contactar con nuestro Departamento de Particulares a través del correo electrónico s4@s4net.com, en el teléfono 986 441 016 o en nuestros perfiles sociales de FacebookTwitter LinkedIn.